Semana 6

Tema III
Principios Generales para las Preparaciones
  • Para conseguir una buena preparación cavitaria hay que seguir una serie de procedimientos o pasos sistemáticos basados en principios físicos y mecánicos muy concretos. 
  • Además hay que comprender las diferencias entre los procesos patológicos y fisiológicos con manifestación clínica que afectan a los dientes y los tejidos adyacentes y conocer las propiedades físicas y las posibilidades de los diferentes materiales de restauración.
  • Todos estos aspectos son factores determinantes a la hora de efectuar una buena preparación cavitaria. Sin esos conocimientos elementales y la información adicional sobre la mecánica operatoria y el manejo de los pacientes, no es posible lograr una preparación cavitaria correcta y eficaz. 
  • Es necesario conocer bien los motivos de cada uno de los pasos y completarlos lo mejor posible antes de pasar al siguiente. Sin embargo, hay ocasiones en las que se modifica el orden, pero estas son excepciones y no la norma general. 
  • Se debe prestar gran atención a esta parte de la Operatoria Dental para garantizar que los odontólogos posean la pericia necesaria en la preparación de las cavidades y puedan lograr una manipulación y una atención optimas sin demasiadas tensiones y distracciones. 
Tiempos Operatorios  
  • Metodología consistente en el ordenamiento de las maniobras necesarias para la preparación cavitaria cumpliendo con los requisitos biológicos, mecánicos y estéticos indispensables.  
Objetivos   
  • Obtener la forma cavitaria prevista siguiendo una secuencia lógica, fácil de memorizar y sin interferencias 
  • Evitar la repetición o superposición de maniobras completando cada uno de los pasos en su totalidad  
  • Reducir al mínimo él numero de instrumentos utilizados  
  • Completar la preparación cavitaria en el menor tiempo posible sin poner en riesgo la biología del diente  

Orden General de Procedimientos según Black
  1. Forma de Contorno: Define el área de superficie del diente a ser incluida en la preparación de la cavidad. 
  2. Forma de Resistencia: Característica dada a la cavidad para que las estructuras remanentes y la restauración sean capaces de resistir las fuerzas masticatorias.  
  3. Forma de Retención: Forma dada a la cavidad para tornarla capaz de retener la restauración, evitando su desplazamiento.  
  4. Forma de Conveniencia: Etapa que persigue posibilitar la instrumentación adecuada de la preparación de la cavidad e inserción del material restaurador.  
  5. Remoción de la Dentina Cariada Remanente: Procedimiento para remover toda la dentina cariada que permanece luego de las fases previas de la preparación.  
  6. Acabado de las Paredes de Esmalte: Consiste en la remoción de los prismas de esmalte sin soporte, por el alisado de las paredes de esmalte de la cavidad, o en la preparación adecuada del ángulo cavo superficial.  
  7. Limpieza de la Cavidad: Remoción de partículas remanentes de la preparación cavitaria, posibilitando la colocación del material restaurador en una cavidad completamente limpia. 
  8. Protección Pulpar: Una vez eliminados los tejidos deficientes se procede por ordenamiento lógico, a proteger los tejidos dentarios remanentes, lo que significa en esencia la protección dentino-pulpar.
En algunas circunstancias este orden de procedimientos puede ser modificado, como por ejemplo en el caso de caries extensas, donde la remoción de la dentina cariada debe preceder a las otras etapas de la preparación.  

Nuevo Ordenamiento de los Procedimientos  



Protección Dentino Pulpar 

  1. En el momento de la preparación cavitaria, al cortar las fibrillas odontoblasticas dentinarias que no han estado previamente expuestas a ningún factor irritante como la caries o el desgaste dental se produce la degeneración y la muerte de los odontoblastos primarios afectados y de sus prolongaciones.
  2. Los túbulos afectados se convierten en tractos muertos abiertos. Y lo que es peor, si lo que queda de dentina tiene 1.5 mm de espesor o mas y el corte efectuado a gran velocidad y con refrigeración por agua o aire y agua y no ha producido lesiones, la pulpa no queda suficientemente irritada y no se forma dentina reparadora para sellar el extremo pulpar de los tractos muertos. 
  3. Por consiguiente, es importantísimo aplicar una protección a la pulpa.
  4. Dado que la penetración bacteriana suele provocar diferentes respuestas pulpares, hay que procurar sellar completamente los túbulos dentinarios preparados. 
  5. Con un sellador tubular eficaz se evita la penetración de las bacterias o sus toxinas.
  6. Existe una serie de factores físicos, químicos y biológicos que conviene considerar a la hora de elegir un sellador, un cemento o una base cavitaria. 
  7. El material empleado deberá satisfacer las necesidades del diente en la mayoría de las circunstancias.
  8. La popularización de un material no es razón suficiente para elegirlo. 
  9. La elección debe basarse en un análisis de las características de la respuesta anatómica, fisiológica y biológica de la pulpa, así como las propiedades físicas y químicas de dicho material.



Seleccion del Material Restaurador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Foro de Dudas e Inquietudes o de Discusión